Entradas

Última entrada.

Caminar, andar, pasear.

Imagen
Siempre me ha gustado andar, caminar o pasear depende como cada uno defina este pequeño pasatiempo. Se trata de un pequeño ejercicio físico que siempre nos viene de perlas, salir a la calle supone escapar de la monotonía diaria que es estar en casa sesteando o viendo la televisión. El aire y el Sol en la cara, mojarse un poco con la lluvia, moverse sin rumbo fijo, sin prisas, observado lo que ocurre alrededor es algo que viene muy bien, despejarse las ideas, aclararse la cabeza o incluso también como me dicen algunos es una buena forma de orar.
Mi manera de andar es bastante peculiar, lo comento porque evidentemente es solo mía y cada uno camina a su manera, tengo un paso bastante grande, acelerado y firme. Esta costumbre de andar y caminar de esta forma me viene desde hace ya muchos años, no pierdo esta vieja costumbre ni creo que la perderé. Cuando camino me voy fijando en lo que sucede a mi alrededor no tengo la costumbre de mirar hacia el infinito como hacen algunos que parece qu…

Caos y cosmos.

Imagen
¿¡Por qué todo tiende al caos!? Cada vez que abro el departamento del armario de los calcetines, calzoncillos y demás está todo completamente en desorden. No soy persona maniática en estas cosas pero el caos que se forma en los armarios de la ropa es bastante grande. Sucede con los jerseys, camisetas, pantalones, siempre tengo algún día del año cada tres meses que colocar y recolocar la ropa para tener un poco de orden en los cajones y armarios, si no lo hago no encuentro las prendas que quiero vestir. Me sucede lo mismo con los papeles y algunos artículo de oficina como bolígrafos o lapiceros, tengo la sensación que poseen vida propia y acaban rodando por cualquier mesa o encimera de la casa.
Me gusta tener cada cosa en su sitio y cada sitio para su propósito. La ropa tiene su armario, este armario tiene sus departamentos y cajones donde se coloca la ropa en el cajón que le corresponde y no en otro pero aún así todo esto me supera y como comento cada cierto tiempo tengo que re…

Supersticiones.

Imagen
Las supersticiones son creencias o comportamientos que creemos que nos traerán mala o buena fortuna basados en situaciones que no son demostrables científicamente, también se tratan de predicciones a futuro dependiendo de las circunstancias que nos ocurran, dichas predicciones pueden ser para buen o mal provecho. Todos estos hechos llevan un componente mágico o imaginario mediante una serie de actos de carácter esotérico realizados por personas que se auto proclaman augures o adivinos. Las religiones se quedan al margen de las supersticiones porque aunque los dogmas religiosos no se puedan demostrar mediante hechos científicos las supersticiones son ajenas a la fe.
Las supersticiones existen en cualquier cultura o país y en algunos casos son bastante comunes entre seres humanos de distintas partes del globo. Un ejemplo bastante claro son los números con la excepción que cada cultura tiene sus números de la buena o mala suerte, el mundo occidental el número trece se lleva la palma de …

El paraguas.

Imagen
El paraguas, se trata de un complemento que solo sirve cuando llueve o incluso cuando hace mucho Sol, se que en ciertas latitudes del planeta así lo usan. Fuera de estos usos su utilidad es más que discutible, quiero decir, complemento más inútil y más engorroso cuando deja de llover no existe en este mundo. Cuando llueve copiosamente y sales a la calle con dicho elemento es evidentemente muy útil pero el problema viene cuando deja de llover asomándose a los pocos minutos un Sol de justicia, la sensación de ridículo al llevarlo en la mano en esos momentos es inmensa. Por no hablar de esas personas que van por la calle con el paraguas y que parecen que te quieren sacar un ojo con la varilla del paraguas, a veces tengo que ir esquivando paraguazos o varillazos.

Modelos de paraguas hay para todos los gustos, de todos los tamaños y de todos los colores, automático, semiatumático, manual, de caballero, señora, niño, grande, pequeño. Personalmente me conformo con que cumpla con su función …

Observando las estrellas.

Imagen
Eran aproximadamente las 22:00 horas del jueves 2 de febrero cuando me disponía a cerrar el balcón de casa, empezaba a tirar de la correa de la persiana y a bajarla cuando observé la noche sobre Bilbao y lo que vi me sobresaltó, todo el cuerpo me dio un respingo, me puse en alerta. Por encima de los tejados de las viviendas de enfrente observé una formación estelar que me era tremendamente familiar, El Cinturón de Orión, ¿qué os creíais que había visto, un OVNI?

Subí la persiana, abrí la puerta corredera y accedí al balcón, lo que vi me llenó de estupor y sorpresa, justo encima de la casa de enfrente por encima del tejado y dándome la cara pude observar tímidamente, maldije la contaminación lumínica, toda la constelación del Cazador. Me quedé sorprendido la verdad, empecé a pensar el porque no la había observado antes desde mi casa mientras me bebía la constelación entera. Llegué a la conclusión que era una noche perfectamente despejada en invierno y había que aprovecharla.
Me dirigí …

Enfermedad.

Imagen
<<Tengo la garganta irritada, la nariz taponada, tos seca, no tengo fiebre. Llevo así desde hace un par de días.>> Le dije a mi médico de cabecera o de atención primaria. Me miró la garganta, los oídos, la nariz y me oscultó los pulmones con el  fonendoscopio.
<<Bueno, no estás tan mal Manu, la garganta está irritada y roja pero el resto no está nada mal.>> Me comentó con cierta alegría.
<<Tómate estos sobres para el catarro y para aliviar la nariz te receto un inhalador nasal. Abundante agua, hidrátate bien y descansa. Evita las bebidas frías y a la noche un buen vaso de leche con miel para suavizar la garganta. Si no mejoras vuelve.>>
Recogí las recetas y deseándonos una buena semana salí de la consulta.

Bueno sí, reconozco que soy como una especie de tanque andante pero también enfermo como cualquier ser humano. Durante mi vida he tenido las clásicas enfermedades que hoy curiosamente no tienen los niños o que de momento se han conseguido erradic…

VIOLENCIA.

Sí, VIOLENCIA con mayúsculas y sin el artículo, se que es un tema peliagudo pero lo que está ocurriendo a mi alrededor no me gusta demasiado. Existen muchas clases de violencia, verbal, física, sexual, psicológica incluso la pobreza es una forma de violencia, Ghandi dixit . Vivimos una época bastante peligrosa, la forma de hablar y actuar de la gente denota mucha agresividad, mucha soberbia quizás demasiada para mi gusto. No me refiero solo a la violencia que se genera en guerras o actos delictivos que por supuesto llevan unas connotaciones muy grandes de agresividad, me refiero al día a día de la calle, la falta de educación o de cortesía denota un grado muy grande de desprecio y falta de humanidad que cala poco a poco en la gente.

He comentado brevemente los tipos de violencia que hay, también existen muchos otros pero los anteriormente mencionados son los más habituales. El ámbito donde se ejerce esa violencia también puede ser muy amplio, el hogar, el trabajo, centros de enseñanza…