Consumismo.

Comprar, comprar y comprar, en eso consiste el consumismo. Está motivado por un bombardeo publicitario de ciertos bienes de consumo desde todos los medios de comunicación que la mayor parte de las veces resulta engañosa, nos ofrecen una serie de productos que la mayoría de las veces no los necesitamos. Internet no es una excepción a esta publicidad, por cierto, en algunos blogs y webs casi ni se puede entrar porque más que contenido lo que te encuentras es publicidad a mansalva.

Euros €.
Todos nos vemos afectados por esta publicidad, alguna vez hemos llevado a casa alguna clase de producto del tipo que sea que no necesitamos y al final acaba en el cubo de la basura o en el contenedor más cercano, esto se puede definir como compra compulsiva. Otras veces compramos una serie de utensilios que verdaderamente usamos pero que llevan aparejados un mantenimiento que lo único que te hace es sangrar el bolsillo por todas partes. Modas nuevas y absurdas que ves en algunos medios de comunicación y que ciertas personas llevan alegremente porque resulta los más cool y les sirve para estar en la onda.

Tema a parte son los mercados y grandes almacenes, los supermercados están montados de tal manera que los productos de primera necesidad, leche, frutas y verduras, pan, carne, los sitúan al fondo del local para atravesar un autentico campo minado de productos que no son tan necesarios. Las épocas y las festividades también sirve para disparar este consumismo de nuestra época, estamos en Noviembre y ya empieza a haber publicidad de Navidad, Año Nuevo y Reyes Magos, juguetes para los niños, ropas, alimentación y demás que ya encuentras en supermercados y grandes almacenes, el resto del año son otra clase de festividades. Vienen modas de otros países como jalogüín y sus disfraces tenebrosos, creo que queda claro que esta festividad no me gusta, es una fiesta anglosajona que ellos entenderán porque la celebran.

Todo esto nos lleva a comprar de una manera totalmente descontrolada, no nos enseñan a un consumo responsable desde pequeños, nos venden el cuento de la supuesta felicidad del producto en cuestión como si la felicidad seria un fin en si mismo para darnos cuenta que nada de eso se consigue. También el consumismo lleva aparejado un supuesto nivel de vida, algo así como que cuanto más consumes y más caro tanto más perteneces a cierta clase social, todo esto crea mucha frustración entre las personas porque hoy en día todos esto lleva aparejado el <<Tanto tienes tanto vales>> con el daño pertinente a la dignidad de la gente. Existen casos extremos donde ciertas personas compran compulsivamente, una especie de consumo luego existo, este comportamiento se produce por ciertas enfermedades mentales que necesitan tratamiento médico.

Todo esto pertenece a la época que nos ha tocado vivir, el capitalismo lleva aparejado este tipo de comportamiento. Existen voces a favor que comentan que si no sería por esto no se crearía empleo, las voces en contra dicen que todo esto lleva aparejado un fuerte daño emocional a la persona que no puede acceder a estos bienes y un fuerte daño al medio ambiente porque tanta basura se genera como tanto se consume.

Y vosotros, ¿sois compradores compulsivos? Me lo podéis contar.

Lo más visto en 30 días.

Astronomía precolombina, china, árabe.

Excusas.

Trending topic.

Lo viejo y lo obsoleto.

El valor de un premio.

Tatuajes y pendientes.

Estoy hecho todo un cocinillas.

Héroes o antihéroes.

Pasado de moda.

El otoño.