A fuerza de ser sincero .....

.... frase lapidaria donde las halla que nos indica que alguien nos va a decir la verdad o su verdad y que la persona que va a recibir dicha plática no le va a gustar demasiado. Entonces la cuestión es: ¿gusta la sinceridad? ¿Somos sinceros siempre o solo cuándo nos interesa? ¿Es bueno ser sincero? Cuestiones difíciles de responder ya que la sinceridad no es siempre bien recibida. Así que habrá que preguntarse si nos gustan las personas sinceras o si nos gustan que nos digan las cosas con sinceridad. Por cierto, la sinceridad y la honestidad que son dos conceptos distintos aunque no contrarios ni tampoco similares me pregunto si las dos van unidas de la mano.

La sinceridad es al acto por el cual decimos la verdad a alguien por dolorosa que sea, la honestidad es la manera de no apartarnos del camino recto. Estos dos actos vienen bastante juntos, aquí viene el meollo de la cuestión, ¿debemos ser sinceros u honestos a cualquier precio? ¿Es mejor callarnos y no contar nada? Este asunto que viene de lejos lo menciono por una serie de hechos que sucede en mi vida cotidiana tanto real como virtual. Muchas veces más que pecar de sincero peco de honesto o de las dos cosas, la verdad no lo sé. Cuento las cosas tal y como las veo, puede que sea algo de inocencia o es que sinceramente me importa un bledo lo que los demás hagan o piensen y las críticas me las pase por el arco del triunfo. Todo esto lo comento porque últimamente me encuentro con personas que me comentan que no es muy recomendable ser sincero/honesto en público por lo visto hay más envidias y rencores de lo que puedo llegar a observar y captar. Habrá que <<Limpiar los trapos sucios en casa>>, por lo visto ésta debe de ser la solución.

Que nos cuenten la verdad no gusta a nadie, a mi tampoco por supuesto, aun así, yo soy de la opinión que es preferible tener amigos sinceros que enemigos sinceros ya que estos últimos aunque comenten que dicen las cosas para tu propio bien lo hacen para ponerte en evidencia ante el mundo. Es curioso, a la hora de comentar algo a alguien solemos ir con cierto miedo o respeto porque no sabemos cuál va a ser su reacción, así que yo suelo practicar el sincericidio, una mezcla de sinceridad y suicidio porque puede que esa persona te mande a paseo. 

¿Os gusta ser sinceros? Vamos no seáis tímidos, sinceraros conmigo. Por cierto es una pregunta trampa, ji, ji, ji.

Entradas más visitadas.

La Navidad.

Supersticiones.

Animales y mascotas.

Año Nuevo, ¿Vida Nueva?

ELLA.

VIOLENCIA.

Enfermedad.

Ilusión, trabajo, cansancio.

La amistad.

El tiempo.