La entrada 100.

Un cien muy artesanal como mi blog.
Ya está aquí, ya llegó, esa tensa espera que teníamos todos con esta entrada llega a su fin. Aquí está la entrada número 100, este momento numérico tan esperado ha llegado. Me encuentro escribiendo la entrada número 100, aquella que va después del 99 y antes del 101. ¿Por qué éstas celebraciones? Primero porque los números que acaban en doble, triple, cuádruple cero tienen un significado especial, somos seres que medimos los números en base diez, al fin y al cabo tenemos diez dedos en las manos, o deberíamos tenerlos y luego está el hecho que crees que nunca va a llegar este momento. Esta semana y las siguientes me estoy dedicando a repasar algunas entradas ya escritas y compartidas por varias razones, una de ellas es que ya no me acuerdo de lo escrito y me gusta ver la evolución que he tenido manteniendo la entrada como estaba, la otra es que tengo más seguidores y éstos no se dedican a buscar las entradas anteriores de mi blog, así que poco a poco iré dejando caer una entrada tras otra. He estado pensando este asunto y lo voy a hacer los Sábados junto con la entrada nueva como repaso a los nuevos seguidores que tengo tanto en G+ como en el blog.

Aunque éste blog con el paso del tiempo se ha convertido en un verdadero blog personal hacer entradas aunque sea de las cosas que me suceden a diario no es tarea nada fácil, no es que tenga una vida llena de experiencias, no, es que simplemente tengo que decidir que es lo que creo que es digno de contar y de explicar, después viene la idea a la cabeza para posteriormente acabar con el teclado y la pantalla del ordenador o computador para darle un cuerpo a la entrada. No todo vale para escribir cualquier entrada aunque sea ésto un modesto blog, sé de buena tinta que hay mucha gente que me espera y quieren que mantenga el nivel. Una de las cosas que todavía no llego e entender es la diferencia de visitas entre unas entradas y otras, este blog creo que ya está bastante consolidado luego no entiendo porque algunas entradas solo llegan a 50 visitas y otras se disparan hasta las cien. Lo que he tirado la toalla es la percepción que tengo de mis entradas, creo que algunas son para romper moldes y casi no llaman la atención, en cambio otras que creo que no merecen mucho la pena resulta que son las más gustadas, todavía no he cogido el asunto de los gustos de la gente pero bueno todo se andará.

Cuando llegué a las cien visitas o a los cien seguidores no llamé la atención a nadie por la sencilla razón de que todo aquello se superó muy rápidamente casi ni hubo tiempo de decir nada, las entradas son distintas al fin y al cabo no hago más de una por semana y siempre con la duda de lo que voy a escribir la semana siguiente, no acabas con una y ya comienzas con otra, es la historia de nunca acabar. Por cierto y por comentar, hay algo por ahí que llaman SEO, Search Engine Optimization, que es el posicionamiento óptimo de nuestra web o blog en el ranking de búsquedas de los distintos motores de búsqueda que hay en Internet, personalmente no lo aplico ni me interesa aplicarlo ya que si me baso en motores de búsqueda me desvirtuaría todo este blog. Escribo lo que creo que tengo que escribir y el que quiera otras cosas que vaya a otros lugares, por salir bien posicionado no creo que merezca la pena modificar la temática del blog. Cuando empezaba con el blog escribía entradas de cinco en cinco publicando una cada semana, ahora realizo una por semana y la publico,  creo que es lo más adecuado y correcto, haré lo mismo con otro blog que tengo por ahí. No hay que atropellarse con la escritura todo tiene que fluir siempre hay más pan que mortadela.

En mi avance he visitado otros blogs para poder tomar nota de lo que otros blogueros escriben, lo que he encontrado me deja bastante sorprendido. Existen blogs que no se actualizan ni se hacen entradas desde hace años sean personales o sean de la temática que sean, sé que la gente muere como seres finitos que somos pero creo que alguien debería de vigilar o controlar todo aquello que se publica. Otros blogs están demasiado recargados con imágenes, contenidos que no tienen sentido, no se pueden seguir mediante un iphone, los tipos de letras son bastante estrafalarios, colores que no combinan demasiado bien, burdas traducciones al castellano sin más, vamos que no cuidan los pormenores de la gramática castellana, otros borran entradas sin ton ni son y por no seguir, la verdad que blogs en los que me pueda fijar para poder seguir no hay demasiados, contados con los dedos de una mano.

Una de las cosas para las que sirve llegar a las 100 entradas es que te haces una entrada por la cara, esto es así, al fin y al cabo es un diario personal. A parte de mirar en blogs también leo los artículos que hacen escritores profesionales en revistas, llamados columnistas, alguna vez opinan sobre los que escribimos estas cosas y los que se inician en las novelas dando buenos consejos que intento aplicar, otros consejos no los puedo aplicar, no me gustan o simplemente no estoy de acuerdo. Por cierto, prometo no volver a hacer una entrada de este tipo más, al fin y al cabo llegar a las 200 y sucesivas me llevará mucho más tiempo y creo que con ésta ya tengo suficiente.

Esto es todo por esta semana y por cierto, no quiero celebraciones, todavía me dura la resaca de la semana anterior. Saludos a todos.

Lo más visto del mes.

Astronomía precolombina, china, árabe.

No hay mal que por bien no venga.

Astrónomos de la Época Neo Clásica.

Astronomía árabe.

Bohemio.

Lo viejo y lo obsoleto.

Astronomía del Renacimiento I.

Mi soledad.

Mi mundo interior.

Pasado de moda.